Feliz Año 2012 !!!!

2 January, 2012

Para iniciar el año con el pie derecho, que aplicado a nuestra actividad diríamos que con la mano derecha, no quise dejar pasar los primeros días de 2012 publicando una nueva entrada.

Mi propósito para este 2012 es concretar todos los proyectos que tengo en mente, entre los que puedo citar una capa (capelet), una bufanda calada de cashmere, mis primeros calcetines, unos zapatos para dormir, una capucha (cowl), un chaleco abierto largo y un abrigo.

He terminado ya la bufanda de Berroco Link que elaboré para regalar en Navidad, sin embargo no he tenido oportunidad de tomar la foto para publicarla. Al parecer le gustó a la destinataria. También tengo pendientes de publicar las imágenes de una boina que tejí para regalo sorpresa y que por obvias razones no pude mostrar en la página, pero prometo subirlas la semana entrante que me encuentre en casa.

En Tucson, Arizona, aproveché mi estancia visitando algunos establecimientos que descubrí casualmente. Después de desayunar unos deliciosos waffles en Millie’s Pancake Haus, a punto de salir de la plaza donde este negocio se encuentra ubicado, localicé Grandma’s Spinning Wheel, un lugar donde venden hilos y estambres y en donde viví una experiencia inolvidable: aprendí la técnica de hilado (spinning), les cuento…

Entré al establecimiento y el personal me dio la bienvenida muy amablemente. Conforme iba recorriendo el lugar, mi emoción crecía porque no solamente se trataba de hilos y estambres sino también de todos los instrumentos necesarios para tejer. En otra sección tenían en exhibición fibras para hilar de diferentes tipos y texturas, lanas, sedas, bamboo, entre otras, así como también telares, ruedas para hilar, pigmentos para teñir las lanas, etcétera, y en la última parte del recorrido me encontré a dos personas haciendo spinning, una de ellas es Vicky, la dueña del establecimiento…¿pueden imaginar mi emoción?

Compré un estambre alemán de lana merino extrafina con sávila y jojoba con el que aprenderé a hacer calcetines, unas agujas rectas que me encantaron y unas madejas para hacer una bufanda:

Los dueños del lugar, Vicky y Michael me hicieron sentir como en casa (Michael habla perfectamente español), cuando les dije que me encantaría aprender a hilar, me ofrecieron clases de spinning (hilado) en horario especial y personalizadas porque les dije que venía de México.

La clase fue de 2:00 a 3:30 pm. y Dana es el nombre de la excelente y encantadora maestra, quien con mucha paciencia estuvo explicando detalladamente la técnica de spinning (hilado) con  el “drop spindle”, que es un eje para hilar a mano, así como con la rueca que es una rueda para hilar.

Es menos fácil de lo que parece, pero Dana dice que con la práctica todos podemos hilar bien y creo que es cierto lo que dice porque finalmente en esa hora y media pude lograr algo, aquí les muestro la imagen de mi primer madeja:

En mi siguiente viaje a Tucson, visitaré de nuevo Grandma’s Spinning Wheel para tomar las siguientes lecciones de hilado y adquirir una rueca para hacer mis estambres y aprender a teñirlos también.

¿Cuáles son tus propósitos para este 2012?